Espero que no pagaran mucho al que diseñó la portada...

Género: New Wave
Valoración: Excelente

I (L) TH. Podrían sacar una camiseta así y yo me encargaría de rentabilizar la producción. ¡Todo sea por mi banda de New Wave favorita! Si la dicotomía está entre The Police y Talking Heads yo lo tengo muy claro. Una banda que comienza un disco cantando un poema dadaísta gana +3000 puntos. Talking Heads es uno de los grupos más hilarantes de su tiempo, y, sin embargo, todavía no tengo muy claro si hablaban totalmente en serio o totalmente en coña. Además tenían una bajista que estaba to buena1.

Realmente “Fear of Music” es uno de los discos más variados que sacaron en toda su carrera, partiendo de que el New Wave de por sí ya era un movimiento bastante ecléctico. Los títulos de las canciones, aun con todo lo dispares que pueden llegar a ser, son bastante descriptivos, o quizás es la música la que describe bastante bien los títulos. De la paranoica y pseudo-africana I Zimbra pasamos a Mind, un tema algo psicodélico para dejarse llevar, y de ahí al machacón ritmo de Paper. Luego viene mi favorita, ¡un tema disco! Es cierto que Cities tiene una sección rítmica propia de los Bee Gees, pero todos esos sonidos experimentales, guitarras distorsionadas haciendo Funk y las dementes letras de David Byrne sólo podían salir de Talking Heads. Esa combinación de elementos es lo que determina el carácter de la banda desde el principio. Siguiendo una analogía culinaria, siempre fueron unos cocineros vanguardistas de clase mundial que crearon multitud de nuevas recetas, pero aquí dieron con las proporciones perfectas de los ingredientes más difíciles de combinar, aunque también estuvieron cerca en Life During Wartime. Consiguieron crear un tema Pop con sonidos propios de Steely Dan, un ritmo diabólico y una temática totalmente opuesta: de la lujuria de “Can’t Buy A Thrill” pasamos a hablar de la vida durante la guerra.

¡Sorpresa! En Memories Can’t Wait hacen su alucinógena versión del Hard Rock. ¿Esa distorsión de la voz de Byrne no os parece una parodia de Ozzy Osbourne? No obstante, la paranoia no hace más que aumentar en Air con esos sonidos que parecen proceder de la última película de George A. Romero y con esa forma de entonar la palabra “air” como si realmente fuera el aire lo que estuviera soplando en la canción. Tampoco ayuda a “normalizar” la situación que a lo largo de la canción Byrne no pare de recordarnos que el aire puede hacernos daño y que la atmósfera es peligrosa. Y la música. Byrne se hace preguntas por las cosas más comunes y también por las más trascendentales. Por eso es capaz de dedicarle una canción al papel y otra al paraíso. Pero su aproximación a los temas siempre es el miedo. Miedo al cielo, miedo a perder la memoria, miedo a las ciudades, miedo a los animales, miedo al aire, miedo al papel, ¡miedo a la música! ¿Y ante el miedo cuál es la solución? ¿Las drogas? Byrne lo intenta en Drugs, pero su tono refleja perfectamente el miedo que siente también con las drogas. Ante eso solo queda la evasión de la realidad, el sin sentido más absoluto, el poema dadaísta del principio: I Zimbra.

PD: Y no os he mencionado al productor del disco, ¿verdad? Adivinadlo…

Tracklist

  1. “I Zimbra” (3:08)
  2. “Mind” (4:12)
  3. “Paper” (2:39)
  4. “Cities” (4:10)
  5. “Life During Wartime” (3:41)
  6. “Memories Can’t Wait” (3:30)
  7. “Air” (3:34)
  8. “Heaven” (4:02)
  9. “Animals” (3:30)
  10. “Electric Guitar” (2:46)
  11. “Drugs” (5:09)

1¿Qué pasa? Tenía que decirlo.