No, no es el negro del Equipo A

 

Categoría: Soul
Valoración: Excelente

Ay, Isaac Hayes… No soy el mayor conocedor del Soul que hay en España, pero si hay algo que sé es que este disco es todo un crisol de emociones que llegan a cualquiera. Da igual que lo tuyo sea el Rap, el Blues, el Rock u Ozzy Osbourne comiéndose murciélagos. La música habla a todos por igual… Prueba de ello es que este disco consiguió alargar un poco más la agonía de Stax Records vendiendo más de tres millones de copias en 1969. ¡Y eso que se había metido un batacazo mayúsculo con su debut tan solo un año antes!

La cover de Walk On By puede ser el mejor exponente del álbum. El tema empieza de forma suave, con unos bonitos arreglos orquestales que desembocan en el riff principal de guitarra (¡menudo tono más hipnotizante que lleva!), y cuando menos te lo esperas, Isaac Hayes empieza a cantar junto a un coro femenino que le hace el contrapunto. Pero Ike no está cantando, sino rogando. Y a los siete minutos, cuando está ya cansado de pedir a su amor que no le vuelva a ver, llega la magia instrumental: la orquesta repite constantemente un grandioso motivo que da paso al teclado del propio Isaac Hayes tocando un espectacular solo mientras el bajo y la guitarra se vuelven totalmente locos hasta el final de la canción.

Era difícil de adivinar que tras escuchar este tema la siguiente canción (Hyperbolicsyllabicsesquedalymistic) sería puro Funk rítmico y divertido (aunque con ese nombre tampoco me esperaba una ranchera de Bertín Osborne) y, por cierto, con las únicas letras escritas por él mismo de todo el disco. Tan depre no estarías, Isaac, para hacer un tema que dice “my gastronomical stupensity/ is really satisfied when you’re loving me” (¿qué cojones es stupensity?) y quedarte tan ancho. Pero… ¡escuchad ese bajo! ¿A quién coño le importan todas las palabras que se inventa Mr. Ike cuando te deja hecho trizas con un bajo así?

Una balada bastante notable (One Woman) cuya duración es la más corta del disco (5:10) sirve de transición hacia el último tema largo, ahora más largo que nunca con casi 19 minutacos. Y como Isaac Hayes sabía que tenía que ser largo de cojones dijo: “¿por qué no hago un monólogo de ocho minutos y medio que introduzca la canción?”. Pero esperad un momento. No le deis a la barrita del reproductor de música tan rápido porque la transición de la parte hablada a la cantada está muy conseguida, y cuando el título (By The Time I Get To Phoenix) delimita ambas partes, la canción sube en intensidad progresivamente hasta tal punto que la introducción llega a parecer tanto corta como imprescindible.

Muchos habréis llegado hasta aquí y habréis pensado: “¿pero a éste que coño le ha pasao? ¿un disco de Soul? ¿lo próximo que va a ser? ¿Frank Sinatra?”. Por eso os dejo ahora con el FUNK del álbum. Esto podría haberlo puesto Sly Stone en cualquiera de sus discos y nadie habría notado la diferencia.

Tracklist

  1. “Walk On By” (12:03)
  2. “Hyperbolicsyllabicsesquedalymistic” (9:38)
  3. “One Woman” (5:10)
  4. “By the Time I Get to Phoenix” (18:42)