Los frikis como yo adoramos esta portada

Género: Space Rock
Valoración: Obra Maestra

El hecho de que vaya a ver estos gigantes de la música en directo antes de que acabe el mes no ha influido para nada en que actualice hoy con uno de sus discos. Al igual que este comentario tampoco tiene ninguna intención de dar envidia.

Bueno, un poquito.

Hawkwind son, para la historia de la música, dos cosas. A) La banda en la que Lemmy Kilmister se fogueó como bajista – y seguramente como drogadicto también – y B) los padres reconocidos del ‘space rock’. ¿Y qué es eso del ‘space rock’? Pues es música de monguis. Que no de monguers. Un híbrido entre ‘hard rock’, psicodelia, y ‘kraut’ que es capaz de hacerte viajar sin moverte de la silla por las profundidades del cosmos.

Hawkwind es la música predilecta de Carl Sagan, en definitiva, aun sin tener ni idea de lo que escuchaba este hombre. El truco está en tener una línea de bajo hipnótica, una batería machacando el 4/4, guitarras durísimas y sintetizadores sacando sonidos de peli de marcianos. Un cóctel cósmico.

‘Space Ritual’ es la enciclopedia de Hawkwind, como ‘The White Album’ lo es de los Beatles o ‘Are You Experienced?’ de Hendrix. En este caso cobra más sentido si cabe, ya que es un disco en directo con aportaciones de distintos conciertos que engloban todo lo que hizo grande a esta banda – excepto la notoria ausencia de Silver Machine, que era como su himno.

Por lo demás, este monstruo de 88 minutos es, sin lugar a dudas, lo mejor de su catálogo. Cada tema cobra aquí un carácter mucho más salvaje que en su versión en estudio. Con excepción de Born To Go, Upside Down y Orgone Accumulator. Porque no existían versiones de estudio. Este último tema lo recomiendo encarecidamente. Si, en general, todo tema es una pasada, Orgone Accumulator es una especie de ‘blues rock’ galáctico de alucine, un cruce entre Pink Floyd y ZZ Top de dimensiones estelares. Tenía que ser realmente impresionante estar en un concierto de estos tíos con su bailarina, actriz y mascarón de proa, Stacia, que narraba las historias de ciencia ficción que cuentan las canciones en directo.

El único problema que tiene este disco es bastante común a otros discos en directo de altísima calidad, como el ‘Lotus’ de Santana. Es un disco largo en el que todos los temas son buenísimos y todos reciben un tratamiento similar. O acabas totalmente absorto o totalmente “hasta el orto”.

Yo me inclino más por lo primero. Pero después de escucharlo mucho ya prefiero hacerlo en pequeñas dosis, en momentos del “viaje” seleccionados. Como, por ejemplo, esa versión de Seven By Seven que pierde la fiereza de la original por un tono más dramático que no sé si debe a la falta de confianza de Dave Brock en su voz o a un ejercicio de remodelación consciente. Lo prefiero así. Suena como a una balada de ‘hard rock’ sin serlo.

‘Space Ritual’ es, sin duda, el disco más importante de la carrera de Hawkwind. No hay LP en la historia que exprese mejor lo que es explorar las profundidades de las galaxias como éste. No es que yo haya estado por ahí, pero en cuanto pruebas la experiencia Hawkwind sabes que ellos sí. No hace falta marihuana. El viaje está asegurado.

Tracklist
  1. “Earth Calling” (1:44)
  2. “Born To Go” (9:56)
  3. “Down Through The Night” (6:16)
  4. “The Awakening” (1:32)
  5. “Lord Of Light” (7:21)
  6. “Black Corridor” (1:51)
  7. “Space Is Deep” (8:13)
  8. “Electronic No. 1” (2:26)
  9. “Orgone Accumulator” (9:59)
  10. “Upside Down” (2:43)
  11. “10 Seconds Of Forever” (2:05)
  12. “Brainstorm” (9:20)
  13. “7 By 7” (6:11)
  14. “Sonic Attack” (2:54)
  15. “Time We Left This World Today” (5:47)
  16. “Master Of The Universe” (7:37)
  17. “Welcome To The Future” (2:50)