Si negra es la portada, más lo es la música

Género: No Wave
Valoración: Obra Maestra

¿Nunca os habéis maravillado con un único sonido? ¿Un sonido fascinante que cada vez que suena capta tu atención? ¿Un sonido por el que una canción merece la pena? Pues este disco está compuesto de millones de sonidos fascinantes. Guitarras trucadas  de formas inimaginables para conseguir efectos realmente inusuales. No voy a decir innovadores, porque muchos ven en Glenn Branca, MX-80 y otros grupos de corte oscuro que precedieron a los neoyorquinos, pero para mí si lo son.

En Nueva York tenía que ser. Ciudad del arte vanguardista. Ciudad de la Velvet y de la CBGB. Ciudad, en definitiva, de Sonic Youth, una de las bandas más influyentes del underground americano. O quizás la que más. Mientras que ‘Daydream Nation’ es relativamente accesible y fue la piedra angular de todo lo que vino después, ‘Confusion is sex’ se revela como una obra quizás más ambiciosa artísticamente. Y para mí más interesante.

No Wave. Así se define el sonido primigenio de Sonic Youth. Para mí es puro y duro rock siniestro. Parece una psicofonía rockera. Una obra del mal. Es tétrico, asfixiante y opresor. Fijémonos, sin ir más lejos, en los 30 segundos que preceden a la cover de la histérica I Wanna Be Your Dog llamados Freezer Burn. O mejor, fijémonos en Confusion is Next. El bajo es siniestro; la batería, dispersa, y las letras, nihilistas. Pero… ¿y esos acordes de guitarra? ¿No ponen los pelos de punta? ¿Cómo consiguen ese tono tan similar al de una campana repicando? (No hace falta que contestéis, ya sé que usaron destornilladores enganchados en el mástil de la guitarra).

Confusion is Next es el tema que me atrajo a esta obra maestra del ruido. La “carrera hacia el final” es algo tan intenso que es difícil describir. Sin embargo, hay aquí mucho más que este tema. El favorito de la gente suele ser Inhuman. Después de un comienzo puramente ruidoso, un tema medianamente normal crece de todo ese follón. Medianamente, digo, porque la guitarra sigue sonando como si la estuvieran machacando contra el amplificador y Thurston Moore chilla todo lo que puede.

Shaking Hell es hipnotizante y Kim Gordon es sexy. No físicamente (aunque a muchos os pueda gustar, a mí no me lo parece), sino artísticamente. A veces grita – Making The Nature Scene – y a veces parece embrujar – Protect Me You – pero nunca, nunca, nunca deja de interpretar las letras de una forma totalmente excitante. Para los sentidos, me refiero. Dicen que es una bajista sobrevalorada. Puede ser. Pero hace lo justo para tenerla en mi Top 5 de bajistas femeninas del rrrrrock. Es toda una personalidad y una influencia para quienes se animaron a coger el instrumento de cuatro cuerdas posteriormente.

‘Confusion is sex’ acaba con un tema relativamente aburrido, pero imprescindible. Lee is Free es el culmen de lo experimental. Todo suena como una gran cacerolada, o como relojes de pared, o campanas. La realidad es que es Lee Ranaldo sacando sonidos extraños en su casa. No hay más. Después de ‘Evol’ y ‘Bad Moon Rising’ nada volvería a ser lo mismo. Nunca serían comerciales al 100%, pero no volvieron a esta época de experimentación enfermiza.

Aunque creo que soy el único que aprecia más su primera etapa de esta enorme banda.

Tracklist

  1. “(She’s in a) Bad Mood” (5:36)
  2. “Protect Me You” (5:28)
  3. “Freezer Burn/I Wanna Be Your Dog” (3:39)
  4. “Shaking Hell” (4:06)
  5. “Inhuman” (4:06)
  6. “The World Looks Red” (2:43)
  7. “Confusion Is Next” (3:28)
  8. “Making the Nature Scene” (3:01)
  9. “Lee Is Free” (3:37)