¿Qué pasa? El amor no tiene edad.

Género: College Rock / Neo-Psicodelia
Valoración: Obra Maestra

¿Por qué es importante “Underwater Moonlight” si probablemente no salgan en la mayor parte de listas de lo más chachipiruli del Rock? Aparte de su inmensa calidad, “Underwater Moonlight” es uno de esos discos que huelen a puente entre dos escenas que asusta. Igual es por esas múltiples armonías del primerizo I Wanna Destroy You en un tema bastante alejado del Pop clasico. Igual es por ese bajo destructor de Kingdom of Love, heredero del mejor bajo melódico mccartneyesco. O igual es simplemente por lo imaginativo que es en su conjunto, con toques psicodélicos por aquí y por allá (evidenciado en el uso del sitar en Positive Vibrations).

Un ejemplo podría ser Old Pervert. Este tema es la deconstrucción perfecta de un Blues pasada por la sensibilidad robótica de Devo. La batería sigue su ritmo mecánico e industrial, reforzado por el bajo, mientras Robyn Hitchcock se mete en la piel de Beefheart por un momento. Y todo suena de una forma monstruosa, con guitarras metálicas e inconexas. Pero, como Devo, suena terriblemente adictivo.

El subidón final de Insanely Jealous, un tema que mete la quinta desde el principio, no tiene precio. La delicia instrumental de You’ll Have To Go Sideways les delata ese puntillo de experimentación psicodélica a base de sintetizador y teclado. Underwater Moonlight es refrescante y surrealista a la vez (no hace falta más que ver la narración de la canción), demostrando por qué Kimerley Rew (que luego iría a Katrina and the Waves) fue el mejor partenaire posible para Hitchcock, con una habilidad guitarrera envidiable (¡esos acordes funkys!). Todos, absolutamente todos los temas tienen su punto. Y ese punto siempre es diferente.

Por cierto, si Robyn Hitchcock no es un genio, al menos es un tipo muy inteligente. Las letras tienen una frescura insólita, un sentido del humor fuera de lo común, una construcción tremendamente imaginativa muy lejos de cualquier tipo de clichés. Se suele poner de ejemplo el “primitivismo amoroso” de Kingdom of Love, pero yo me maravillo con la brutalidad de I Wanna Destroy You (And when I’ve destroyed you/ I’ll come picking at your bone/ and you won’t have a single atom left/ to call your own) o de Old Pervert (They say that I’m weird and disenfectant is the only thing I drink/ ah, but cleanliness of the soul is more important, don’t you think?).

The Queen of Eyes es uno de los temas más comentados de este disco por su actualización inmediata de la música de corte The Byrds. Que es lo que populizaría R.E.M., y es que la carrera de este grupo podría deberse a ese disco. El XTC de los 80 también. Incluso yo mismo podría deberme a este disco. En definitiva, unos Velvet Underground del cambio de década.

Tracklist

  1. “I Wanna Destroy You” (2:52)
  2. “Kingdom of Love” (4:10)
  3. “Positive Vibrations” (3:10)
  4. “I Got the Hots” (4:42)
  5. “Insanely Jealous” (4:15)
  6. “Tonight” (3:44)
  7. “You’ll Have to Go Sideways” (2:57)
  8. “Old Pervert” (3:52)
  9. “The Queen of Eyes” (2:01)
  10. “Underwater Moonlight” (4:17)