¿The Slits? Más bien The Sluts...

Género: Punk / Reggae
Valoración: Excelente

Por favor, abrid la mente. Es estrictamente necesario escuchar esta música teniendo en cuenta a bandas como PiL o The Pop Group (con quien comparten productor), más que a Sex Pistols. En el año 76 The Slits era un grupo de Punk como otro cualquiera. No sabían tocar (como otro cualquiera) y lo único que tenían en mente era darle caña a la guitarra. Las grabaciones en las sesiones de John Peel, si bien no se corresponden al momento de menor experiencia de la banda, son muy reveladoras. Sin embargo, bastaron dos años para cambiar radicalmente la filosofía del grupo. Cuando les introdujeron los sonidos del Dub y del Reggae descubrieron todo un mundo de música negra, dejaron de lado la guitarra para explorar el bajo, empezaron a experimentar con teclados y samples e incluso les dio por imitar la forma de cantar afroamericana…

Y es que a lo que más cuesta hacer el oído es a la voz de Ari Up, que en cierta medida recuerda a una versión femenina de Joe Strummer. Sus continuos (y deliberados) desafinados, sus cantos infantiles (véase FM o Spend, Spend, Spend) o sus gritos histéricos (Shoplifting) crean una barrera entre el oyente y la banda que hay que franquear para darse cuenta de la genialidad de The Slits. Contrariamente a lo que dice el primer tema del disco, no es un “instant hit”. Sin embargo, Instant Hit puede ser precisamente lo más cercano a un hit instantáneo de The Slits con esas contestaciones entre Ari y la banda, y no pasaría de rareza en un disco cualquiera.

“Cut” está cargado de mensajes anti-consumismo y que rompen con los paradigmas sociales o que los critican de forma humorística. Ahí tenemos Spend, Spend, Spend y Shoplifting, o Love und Romance y Typical Girls. Líneas como “I’m so HAPPY!/ You’re so NICE!/ Kiss kiss kiss!/ Fun fun LIFE!” o “I need something new/ Something trivial would do/ I want to satisfy this empty feeling” están cargadas de ironía y a la vez son enormemente Punk. Como con los Clash, el espíritu Punk es incontestable, pero la música está totalmente embadurnada con otros estilos e influencias. La maduración musical no está reñida a la preservación de la esencia, algo que tendrían que aprender muchas bandas de hoy.

Por cierto, Typical Girls fue el primer single (y único) de la banda, y da la sensación de que fue creado como un alegato anti-Pop. La banda hace uso de un piano muy popero que suena en el estribillo en combinación a unos versos confusos y difíciles de seguir. La cover de I Heard It Through The Grapevine surgió por la necesidad de la discográfica de un éxito y fue incluido en la cara B de Typical Girls, pero ellas lo hacen tan a su manera que la canción queda totalmente irreconocible, aunque tremendamente pegadiza. Desde los coros casi etílicos de fondo hasta los gorgoritos de Ari Up, aquí no queda ni rastro del clásico que tan bien versionaron los de Creedence Clearwater Revival.

Cuesta hacerse al sonido de The Slits, desde luego, pero en su contexto no hay duda de que se trata de un trabajo impresionante y un esfuerzo titánico en la unión del Punk con otros sonidos igualmente salvajes, pero de otras culturas. Por supuesto no os esperéis un The Police. A The Slits les daba bastante igual el mercado…

Tracklist

  1. “Instant Hit” (2:43)
  2. “So Tough” (2:41)
  3. “Spend, Spend, Spend” (3:18)
  4. “Shoplifting” (1:39)
  5. “FM” (3:35)
  6. “Newtown” (3:48)
  7. “Ping Pong Affair” (4:16)
  8. “Love und Romance” (2:27)
  9. “Typical Girls” (3:57)
  10. “Adventures Close to Home” (3:28)
  11. “I Heard It Through the Grapevine” (3:59)
  12. “Liebe and Romanze (Slow Version)” (4:44)