Facepalms por doquier

Género: Pub Rock
Valoración: Excelente


Después de una dura semana no hay nada mejor que celebrar la llegada del tiempo libre con un poquito de Rock & Roll, y eso es lo que nos ofrece el legendario Ian Dury antes de ser conocido por Ian Dury.  Mirad, no hace mucho alababa las cualidades de Dury con su debut con los Blockheads, pero lo que yo creo, en el fondo, es que con la escena con la que mejor casa es con el Rock, no con el New Wave. Sí, este disco es probablemente mejor que “New Boots and Panties!!”. Es difícil dar razones exactas, pero su forma de encarar el género es aquí mucho más natural. Los saxos y los coros Gospel le sientan mejor que los sintes. Es cierto que aquí no hay un mega-hit como Sex & Drugs & Rock & Roll o Wake Up and Make Love With Me y es menos rupturista que lo que haría después, pero negar su potencial de entretenimiento es absurdo.

El Rock & Roll está presente a lo largo de todo el disco. Prácticamente todos los 18 temas son pura diversión vintage, con coros Gospel (imprescindibles, ya que sin ellos temas como O.K. Roland no serían lo mismo), ritmos Rockabilly, pianos y todo lo que se pueda pedir a este género: Upminster Kid, The Badger and The Rabbit, la desquiciada The Mumble Rumble And The Cocktail Rock… También hay baladas de todos los colores (Crippled With Nerves, Broken Skin, Back To Blighty) que, aunque son los puntos más flojos de Dury, descubren una faceta suya que parecía oculta. Y qué leches, Broken Skin es una grandísima canción con un clima muy similar a la de una majestuosa balada de Procol Harum, mientras que Back To Blighty…. Back To Blighty está completamente dominado por una guitarra flamenca, algo totalmente insólito e increíblemente real. Que sea un disco totalmente asentado en las raíces de la música Rock no quiere decir que no haya algún paso adelante. De hecho, The Roadette Song adelanta su estilo más disco, con esas líneas de sintetizador subyacentes y una sección rítmica muy marcada.

The Call Up o Father son buenos representantes del lado más cachondo de Dury, la primera con ritmos Ska y marimbas que parecen traídas de La Sirenita y la segunda con algunas de sus entonaciones más afectadas, mientras que en Billy Bentley saca a relucir el Cockney que lleva dentro. Lo cierto es que Dury no teme mezclar ningún género (Ska, Cabaret, Jazz…) mientras sea divertido y gracioso. Es por eso que en ningún momento se hace cansino a pesar de que el disco es, en el fondo, uniformemente Rock & Roll, claro que hay que estar de buen humor para poder escucharlo como se debe.

Me parece difícil de creer que Kilburn & The High-Roads estuvieran a punto de no dejar ningún testimonio en forma de LP por problemas con la discográfica. En un momento de dominación del Glam y el Progresivo, “Handsome” es un soplo de aire fresco lleno de color y ganas de vivir, con un frontman al que poco le importa no acertar con las notas, yendo de Pub en Pub y desgañitándose en cada concierto. Qué poco se aprecia el humor y la ironía de vez en cuando….

Tracklist

  1. “Rough Kids” (2:28)
  2. “Billy Bentley (Promenades Himself In London)” (3:02)
  3. “Crippled With Nerves” (3:47)
  4. “Huffety Puff” (3:14)
  5. “The Roadette Song” (3:28)
  6. “Pam’s Moods” (3:42)
  7. “Broken Skin” (2:19)
  8. “Upminster Kid” (5:20)
  9. “Patience (So What?)” (3:15)
  10. “Father” (2:02)
  11. “Thank You Mum” (1:24)
  12. “The Badger And The Rabbit” (3:58)
  13. “The Mumble Rumble And The Cocktail Rock” (4:42)
  14. “The Call Up” (4:09)
  15. “Who’s to Know?” (2:18)
  16. “Back to Blighty” (4:13)
  17. “O.K. Roland” (2:55)
  18. “Twenty Tiny Fingers” (3:16)