Pues tiene una pinta un poco de pervertido

Género: Rock Progresivo
Valoración: Excelente

Gentle Giant es una de esas bandas de Rock Progresivo “de segunda fila” que siempre se ha destacado por su estilo propio, lo cual le ha valido una legión de fanáticos minoritarios pero entregados y status de clásico de culto. Es difícil resumir el truco de un grupo en un par de líneas, especialmente cuando se trata de un grupo de Rock Progresivo, pero la cosa está en que, mientras la mayoría de bandas miraban hacia el Barroco y el Clasicismo para fusionar su música con el Rock, Gentle Giant se iba hasta la música medieval y le encontraba parejas de baile extrañas como el Jazz, las Vanguardias o el lado menos agradable del Rock. Se labraron a conciencia la etiqueta de “banda más compleja del panorama progresivo”, algo verdaderamente admirable, ya que se necesita mucho talento y entrenamiento para conseguir eso. No obstante, su debut, que ahora nos ocupa, todavía no alcanza las cotas de intrincación que les hizo famosos y se deja llevar mucho más por la fortaleza de sus melodías.

Si Giant está ahí para introducirnos en el mundo de su música con un tema poderoso y movido con unas líneas que parecen referirse a la formación de la banda y sus objetivos (“the birth of a realisation/ the rise of a high expectation/ emerging successful, defiant/ together the parts make a Giant”), Funny Ways nos mete de lleno en el mundo medieval que saben crear con una impronta tan particular. Al principio tiene unas formas suaves, casi principescas, con una maraña de guitarras acústicas y cuerdas que le dan ese carácter de alta nobleza, pero pasados dos minutos un piano anuncia tema más cañero y alegre, que contrasta brutalmente con la primera sección. ¿Son éstas las “strange ways” de Gentle Giant? Definitivamente sí. Su forma de mezclar lo antiguo con lo moderno no tenía parangón.

Alucard, por su parte, muestra en todo su esplendor a dos instrumentos centrales del sonido de Gentle Giant: trompetas y sintetizadores. En Gentle Giant, por cierto, este último tienen un sonido deliberadamente eléctrico y no-natural (más que “antinatural”). El riff principal es lo más pegadizo de todo el disco, sin duda alguna, y es también el motor de Alucard, aunque tampoco hay que perder de vista sus demas ingredientes. Ese efecto que consiguen con la voz es espeluznante, pero, como genios musicales que son, saben pasar de un tema de pura película de horror (progresiva, eso sí) a un tema cabaretesco que puede recordar a las coñas de Emerson, Lake & Palmer al estilo Benny The Bouncer… solo que esto no es una coña, es un precioso tema con el sello de Gentle Giant bien grande (Isn’t It Quiet And Cold?).

Quizás los últimos temas son más largos de lo necesario, aunque Why Not? tiene uno de esos riffs por los que matarían muchas bandas de Progresivo, juguetón, rítmico y adaptable a todas las situaciones por las que pasa a lo largo de la canción. Sea como sea, Gentle Giant cierra el disco con una parodia instrumental de God Save The Queen de minuto y cuarenta segundos que pone un broche de oro a un disco genial. ¿Quién dijo que los del Progresivo no tocaban también a la monarquía?

Tracklist

  1. “Giant” (6:22)
  2. “Funny Ways” (4:21)
  3. “Alucard” (6:00)
  4. “Isn’t it Quiet and Cold?” (3:51)
  5. “Nothing at All” (9:08)
  6. “Why Not?” (5:31)
  7. “The Queen” (1:40)