Aunque lo parezca, no es un disco en directo

Género: Rhythm & Blues / Rock
Valoración: Muy Bueno

No me cabe la menor duda de que The House Of The Rising Sun es la mejor canción que jamás grabó The Animals en su irregular, complicada y liosa carrera. Sin embargo, está inserto en un disco poco consistente. El mero hecho de tener esa canción entre sus filas hace palidecer al resto de temas, que no son capaces de hacer olvidar, siquiera parcialmente, la maravillosa experiencia que supone enfrentarse al torrente de voz de Eric Burdon, con un efecto dramático acojonante, y ese órgano que parece que va en espiral como un tornado, que tanto furor hizo. “On Tour” no tiene The House Of The Rising Sun, pero es, en conjunto, una colección de canciones más compacta y comprehensiva de la primera etapa de los Animals.

A decir verdad, Burdon lo hace bien en todos los terrenos. Si bien es cierto que en The House Of The Rising Sun resultaba particularmente expresivo, en “On Tour” se puede apreciar esa potencia de cuerdas vocales que parece dar lugar a vendavales desde el mismísimo comienzo de Boom Boom. En mi opinión, Burdon fue una figura que podría haber sido aprovechada mucho más, ya que con esa voz podría haber gozado de una carrera espectacular. Una lástima que tanto The Animals como sus proyectos posteriores jamás gozaran de un excesivo reconocimiento, aunque en parte él mismo enterró su futuro con unos cuantos discos muy mediocres después de este “On Tour”.

Boom Boom es de lo más movidito. Vale, os parecerá un tema R&B sin más. Una buena cover, a lo sumo. No hay excesiva creatividad ni aquí ni en todo el disco (11 temas de 12 son covers). ¿Pero no es increíble cómo se adecua Burdon a cada tema? Ese “you’re on my mind” de Worried Life o el “oooooooh!” de Bright Lights, Big City son ensordecedores, extáticos, apabullantes… No sé si es la voz la que me hace ver estas covers con tan buenos ojos o es que realmente están bien ejecutadas, pero me resultan totalmente adictivas.  Supongo que ese órgano también tiene mucho que ver. En su momento les hacía jugar en una liga aparte. Por ejemplo, en Bright Lights, Bright City es un elemento central, aunque en otros temas como I Believe To My Soul o How You’ve Changed se transforma en un piano rítmico igual de entretenido.

A pesar de lo que dije antes sobre la creatividad, hay algo de madurez artística en este disco al añadir un toque jazzístico a algunos temas R&B (Mess Around o She Said Yeah por ejemplo). Además, está I’m Crying, con una especie de ritmo de Bo Diddley. Nuevamente tiene un Burdon desgarrador, pero el órgano tiene un gran riff y, sorpresa, sorpresa, se trata de la única canción original de todo el álbum. Se ve que a estos chicos les gustaba Bo Diddley, ya que otra de las composiciones originales de esta época fue The Story Of Bo Diddley, una graciosa historieta de toda la historia del Rock ‘N’ Roll hasta el año 64 con Burdon imitando todos los grupos imitables y un ritmo nuevamente Diddley-esco.

“On Tour” también tiene sus peros. Let The Good Times Roll es un número divertido, pero no pasa de la pieza breve y graciosa, y algún que otro cover fue probablemente cuestión de relleno. En conjunto, no obstante, se reúnen doce temas que no suenan para nada desfasados a los oídos de un moderno aficionado a la música, lo cual no es decir poco. Digamos que The Animals es una de mis elecciones de preferencia cuando hay que aventurarse en esos mundos oscuros que precedieron a la explosión de la Psicodelia y el Rock tal y como lo conocemos hoy en día, y este disco tiene mucho que ver con ello.

PD: Como podemos ver en el vídeo, Burdon hasta tose con clase.

Tracklist

  1. “Boom Boom” (2:57)
  2. “How You’ve Changed” (3:10)
  3. “I Believe to My Soul” (3:23)
  4. “Mess Around” (2:18)
  5. “Bright Lights, Big City” (2:52)
  6. “Worried Life Blues” (4:09)
  7. “Let the Good Times Roll” (1:52)
  8. “I Ain’t Got You” (2:27)
  9. “Hallelujah I Love Her So” (2:43)
  10. “I’m Crying” (2:30)
  11. “Dimples” (3:15)
  12. “She Said Yeah” (2:19)