Hasta la portada indica que se trata de un disco legendario

Género: Hard Rock
Valoración: Excelente

Con la formación de Deep Purple Mk II1 la banda vio su renacer como la banda más dura de Inglaterra. Sólo hizo falta fichar a Roger Glover como bajista y al magnífico Ian Gillan como cantante y dejar que se integraran con las leyendas que quedaban en la banda, es decir, Ritchie Blackmore, Jon Lord e Ian Paice. El lavado de cara fue impresionante. Nadie podía imaginarse que una banda tan “flower power” como había sido Deep Purple en sus inicios podía plantarle cara en nivel de decibelios a gigantes como The Who o Led Zeppelin, pero lo hicieron, y, además, fueron una de esas piezas fundamentales para la construcción del Heavy Metal (ese riff pesado de Into The Fire lo dice todo).

El contraste con el disco anterior también es importante porque “Concerto For Group And Orchestra” bien podría haber sido un intento de cualquier banda de Progresivo en fusionar música clásica y Rock. Sin embargo, por alguna razón oscura (seguramente éxito comercial) decidieron no seguir por ese sendero y dar un giro de 180º,  es decir, quedarse en el Rock más puro. De esta forma, los dos primeros minutos de presentación de Speed King ya nos indican que lo que nos vamos a encontar no va a ser un ejercicio de virtuosismo clásico (incluso el nombre mismo de la canción dice mucho sobre las intenciones de la banda). Este tema inicia la tradición de abrir cada disco con un tema rápido y vigoroso, lo cual dio lugar a algunos de los mayores clásicos de la banda (Higway Star, Burn, Fireball…), aunque me atrevería a decir que Speed King es de los mejores. Cada segundo bulle con una energía intensísima. Hablaría del papel de Blackmore, Paice, Lord, Glover o Gillan, pero es que es imposible tratarlos de forma individual porque sería injusto para los demás miembros de la banda. Todos le sacan una viveza a sus instrumentos fuera de la escala.

El tema más conocido es, muy merecidamente, Child In Time, que es simplemente el tema más majestuoso que ha sacado Deep Purple en toda su historia y uno de los más impresionantes de la música popular contemporánea. Esos lamentos de Gillan, por llamarlos de alguna forma, son inimitables. Me pregunto qué pensarían en la época. Entonces el Heavy Metal no existía y aun hoy en día no he escuchado jamás cosa semejante. Hay muchos que pueden gritar y sacar notas muy altas, pero no hay nadie que sepa capaz de hacerme soltar lágrimas como Gillan. Es de justicia reconocer también la aportación de Jon Lord al órgano, ya que él solito construye una atmósfera épica en la que Gillan se desenvuelve como pez en el agua. Y como no podía ser de otra forma, Blackmore no se queda atrás ejecutando un solo que tiene la intención de demostrar que nadie era más rápido que él con la guitarra. De hecho, a partir de Child In Time Blackmore domina el resto del disco y se hace maestro del riff. No obstante, el breve solo de Jon Lord en Flight Of The Rat tiene para mí una atracción muy particular. Luego se ve contestado con una exhibición de Blackmore con Wah Wah incorporado y, para rematar la faena, un cortísimo solo de Paice. Por alguna razón tenía que ser el segundo tema más largo del disco, lo cual tampoco es decir mucho, porque todos los discos de la Mk II tienen un número reducido de temas (siete). Dicen que es el número de la suerte y por lo menos con este disco les dio resultado…

Hard Lovin’ Man cierra el disco con una auténtica exhibición de todos los miembros del grupo llena de improvisaciones y pasajes para mostrar su técnica con un ritmo casi militar. De hecho se podría decir que los instrumentos van desfilando y demostrando todo lo que pueden dar de sí. El resultado es que da la sensación de que lo mejor está por llegar. Y efectivamente, lo mejor estaba por llegar: el grandísimo “Made in Japan” que nos enseñó que en directo no sólo conseguían replicar su técnica en estudio, sino mejorarla. Y habrá quienes le conozcan sólo por Smoke In The Water

Tracklist

  1. “Speed King” (5:49)
  2. “Bloodsucker” (4:10)
  3. “Child in Time” (10:14)
  4. “Flight of the Rat” (7:51)
  5. “Into the Fire” (3:28)
  6. “Living Wreck” (4:27)
  7. “Hard Lovin’ Man” (7:11)

1 Es decir, “Mark II” una forma de numerar las distintas alineaciones de un grupo.