Surrealismo al poder

Género: Post Punk
Valoración: Excelente

Hay muchas formas de hacer Post Punk y ya hemos visto en este blog sobrados ejemplos: la oscuridad ilimitada de Siouxsie, el mecanicismo robótico de Devo, el animalismo de Echo & The Bunnymen… Dentro de esta explosión creativa de finales de los 70 y principios de los 80 hay una rama que me falta por nombrar y tiene un dueño indiscutible. El problema es que el árbol del Post Punk es tan frondoso que suele quedar oculta entre otras más grandes. Sin embargo, todo aquel que prueba sus envolventes texturas vuelve a ella tarde o temprano. Estoy hablando del Post Punk onírico de The Chameleons.

La magia de The Chameleons (porque su sonido es magia, lo creáis o no) radica en la dualidad de las guitarras de Dave Fielding Reg Smithies. El primero aporta el toque etéreo y celestial, haciendo uso de efectos de eco y delay, y va directo al alma. El segundo hace un uso más clásico del instrumento y toca riffs más o menos duros dirigidos al cuerpo, a lo material. Se trata de la tradicional dualidad cuerpo y mente llevada a la música. En medio se inserta la voz de Mark Burgess con sus himnos a la nostalgia, la infancia, la amistad y la melancolía.

“Strange Times” se puede dividir de forma aproximada en dos mitades. Los cinco primeros temas son todo obras maestras del Post-Punk culminando en ese mítico Swamp Thing tan querido por los fans y por el propio Burgess. No es para menos. Tiene EL RIFF del álbum, pero personalmente el estribillo me corta un poco el rollo. Aun así, los primeros minutos son de lo más legendario que se puede encontrar en un tema de The Chameleons. En su lugar yo me quedo con Soul In Isolation. Casi se puede visualizar a Mark enfurecido en el estudio, dejándose el alma con el micrófono mientras canta “OOH! When you think on it/ When you think on it we’re all/ souls in isolation/ I’m alive in here/ I’m alive in here/ I’m aliiiiive”. Letras y música te dejan hecho polvo y el corazón encogido en un continuo fluir de sentimientos y la catársis llega cuando Burgess exclama “turn on the light!!” y metafóricamente entra el riff principal de Dave. Cuántos músicos habrían dado media vida por firma una canción tan emocionante…

En el terreno de lo puramente psicológico está Caution, que es, en palabras de Burgess, un libre fluir de la conciencia. No hacía falta que lo asegurara. Es el mejor tema para dejarse llevar, gracias al riff de Dave que, ahora más que nunca, parece volar de un lado a otro hasta el final de la canción, especialmente con la ligera variación que introduce a mitad de la canción y que determina el comienzo de una escalada de intensidad impresionante. Hay que escucharlo para entenderlo. Inmediatamente después entra el tierno y, a la vez, duro Tears, compuesto en honor a la memoria de un amigo muerto. Es un tema acústico precioso y mágico con letras verdaderamente sentidas. Tiene una versión alternativa más similar al estilo The Chameleons que me gusta más, pero esta versión acústica introduce cierta variedad en un disco que ronda la verdadera maestría. ¿Quién diría que todo esto empezaría con un tema llamado Mad Jack totalmente banal (pero divertidísimo)?

El resto de temas están en la línea del Dream Pop, excepto el instrumental I’ll Remember que cierra el disco (y también parece dar conclusión a Soul In Isolation incluyendo una especie de fragmento final, extraña cosa…), y, sinceramente, no me gusta tanto, destacando quizás In Answer por su buenísima melodía vocal. Sin embargo, desde el primer tema hasta el último se nota la maduración del grupo desde “Script Of The Bridge” hasta este disco. Aunque el primero estaba lleno de ganchos y clásicos (¡quizás más que aquí!), se notaba todavía un estilo algo rudimentario, poco pulido y, en ocasiones, simple (Monkeyland, siendo tan bueno como es, queda muy lejos de Soul In Isolation, por ejemplo). Otro asunto es que quizás Burgess se pasa en ocasiones con su tono patético y sus reflexiones sobre el “pleasure” y el “pain”, pero en eso consiste The Chameleons. El “truco” del grupo quizás sea sencillo… ¡pero menudo truco!

PD: Hoy supongo que toca ver en directo The Chameleons Vox

Tracklist

  1. “Mad Jack” (3:55)
  2. “Caution” (7:46)
  3. “Tears” (5:05)
  4. “Soul in Isolation” (7:28)
  5. “Swamp Thing” (5:56)
  6. “Time / The End of Time” (5:41)
  7. “Seriocity” (3:00)
  8. “In Answer” (4:54)
  9. “Childhood” (4:39)
  10. “I’ll Remember” (3:39)