Monocromía + texto = ¿The Smiths sin personajes de cine?

Género: Rock Alternativo
Valoración: Excelente

Debe ser muy difícil seguir una carrera musical cuando tu primer LP es un éxito de crítica absoluto. Vas con la ilusión de un novato y, de repente, la crítica te ve como uno de los mayores. Estos periodistas de la música esperan tu siguiente disco  tanto como el siguiente de Dylan, que por entonces estaba metido en su mundo religioso, o el de los Rolling Stones, que sería uno de sus peores trabajos también (“andercavaaa of de naiiiiit”). Que se lo pregunten a los Stone Roses si no. Afortunadamente, estos chicos tenían su lección bien aprendida desde el principio. Desde el principio del principio, porque en Radio Free Europe no esconden a sus maestros: mucho Post Punk (llámese Joy Division), mucho Folk Rock (llámese The Byrds) y mucho Garage sesentero (llámese Velvet Underground, de los que hacen una cover bastante curiosa). Una mezcla curiosa para una banda proveniente del hogar de los B-52’s.

El sonido de R.E.M. se puede descomponer, pero no es una cosa recomendable. Cada parte de su música no tiene nada especial de por sí. Cada parte es buena, obviamente, pero, quiero decir, la sección rítmica, con su predominante bajo y su firme batería, la hemos visto ya miles de veces, desde Siouxsie and The Banshees hasta Echo & The Bunnymen; las guitarras tintineantes de Roger McGuinn nunca se habían perdido, desde Big Star hasta sus contemporáneos The Smiths; y la voz… Bueno, esto ya es más complicado de abordar. Lo cierto es que no es difícil encontrar letristas que usen y abusen de los recursos estilísticos más oscuros y estén profundamente influenciados  por la alta poesía (que no quiere decir que hagan alta poesía, pero funciona de todas maneras ). Tampoco es difícil encontrar vocalistas que las canten en un tono cercano, próximo e intimista (al fin y al cabo los cantautores post-Dylan basan toda su creatividad en eso). Lo difícil es encontrar a alguien que lo haga de esta forma tan apagada, sorda y a la vez cautivante. Murmullos, sí. Pero Damo Suzuki también murmuraba y estaba loco y no se le entendía un carajo.

Esto es lo que hace grande, bueno y original (para su tiempo) a R.E.M. en mi modesta, modestísima (como el tono de Stipe) opinión. “Murmur” es un disco modesto sí. No hay ambición en ninguno de los instrumentistas. No hay nada que intente dejarte la boca abierta (ni tengo muy claro que pudieran hacerlo entonces). Tampoco hay ambición en Michael Stipe. Creo que él mismo sabía que muchas cosas no tendrían sentido para nadie y se deja llevar por el libre fluir de la conciencia. La primera citación clásica (a Laocoonte) la hace mal (¿”and her two sons”? ¡Laocoonte era un hombre!), y la segunda es totalmente aleatoria (la muerte de Marat). Es difícil dejarse guiar por los significados. Ni el más versado en Simbolismo creo que pueda partir la cáscara que contenga la temática de “Murmur”, y aunque pudiera hacerlo no creo que encontrara nada. Yo, al menos, me dejaría llevar por los significantes, por las palabras y por su sonoridad. Empecemos por el final (West of the Fields) y vayamos al estribillo. El énfasis está en la “s” de west y en la “s” de fields y en el parecido fonético de “long” y “gone”. No hay más.

Dicho esto, es muy difícil hacer distinciones entre canciones. Puedo escuchar “Undercover” una vez y tener en la mente ese penetrante “anderacavaaa of de naaaait” en la cabeza (sí, sé que es la segunda vez que hago referencia al disco de los Stones, pero es que me traumatizó un poco) y escuchar mil veces “Murmur” y sólo quedarme con un par de líneas. Dicen que R.E.M. era una banda bastante democrática. Supongo que eso de que no haya ningún ego por encima del otro quiere decir también que no hay ninguna melodía por encima de la otra. Pero vamos a hacer un esfuerzo. Catapult, por ejemplo. Catapult tiene una guitarra acústica que me gusta mucho en el estribillo, sí. Oh, y el puente de la canción es genial, ahí sí que hay una melodía increíble. ¿Será por eso que Stipe canta “Did we miss anything?” mientras tanto? ¿Es ironía? Bueno, pasemos al single (tiene que haber un single, sí), Radio Free Europe. El bajo en ostinato evoca a la muy “europea” Joy Division, ¿homenaje a la “radiofónica” Transmission o pajas mentales mías? Pajas mentales mías, pero, ¡oh!, ese “calling on in transit, calling on in transit/ radio free Europe, radiooooo” con eco y todo…

Bah, inútil. No puedo destacar nada de aquí. Todo es bueno y todo me gusta. Sí, hay puntos más bajos y puntos más altos, como en una buena sinfonía, pero se valora el total, y el total es excelente. Es por eso que no voy a destacar ningún tema del tracklist, aunque sí que voy a decir que We Walk me parece infravalorada y que me recuerda a The Chameleons (que estaban debutando por entonces también). De hecho hay muchas similitudes con el grupo de Manchester y con el Dream Pop, pero es inútil seguir hablando. Ideas clave: Stipe, Stipe y Stipe.

Tracklist

  1. “Radio Free Europe” (4:06)
  2. “Pilgrimage” (4:30)
  3. “Laughing” (3:57)
  4. “Talk About The Passion” (3:23)
  5. “Moral Kiosk” (3:31)
  6. “Perfect Circle” (3:29)
  7. “Catapult” (3:55)
  8. “Sitting Still” (3:18)
  9. “9-9” (3:04)
  10. “Shaking Through” (4:29)
  11. “We Walk” (3:00)
  12. “West of the Fields” (3:19)