Dulce como un caramelo, sí, pero no olvidéis lo de "psycho"

Género: Rock Alternativo / Noise Pop
Valoración: Muy Bueno

Con su debut, The Jesus And Mary Chain abrió las puertas del Rock Alternativo y dieron al mundo de la música un nuevo sonido Pop. Guitarras distorsionadas hasta el máximo, voz cargada de eco, sección rítmica MUY minimalista… un disco así jamás habría tenido cabida en la década anterior, pero con decenas de grupos de Post Punk poniendo de moda ser frágil y sensible y escribir letras depresivas y quejumbrosas, el primer disco de The Jesus And Mary Chain fue alabado por todos los seguidores de la música alternativa. ¿Qué habría sido de todo el Indie o el Shoegaze desde The Flaming Lips o My Bloody Valentine hasta ahora sin “Psychocandy”? Me imagino que algo similar al Hard Rock sin “Are You Experienced” o al Progresivo sin “In The Court Of The Crimson King”. Tan definitivo resulta ser este disco.

“Psychocandy” es revolucionario por muchas cosas y su sonido es muy llamativo. Las guitarras están muy distorsionadas y llegan a percibirse como ruido, pero entre sus acordes se esconden bellas melodías Pop que evocan a bandas de los 60 como los Beach Boys, aunque Jim Reid parece poner todo su empeño en imitar al Lou Reed de la Velvet Underground. Sea como sea, hay una conclusión que puedo llegar a sacar: un primer contacto con “Psychocandy” hace daño, pero una vez has superado la barrera que se interpone entre la banda y el oyente con su ruido, no hay nada fuera de lo ordinario. Me recuerda a una especie de sistema defensivo natural, como el camuflaje de los camaleones o el veneno de las setas. Con el omnipresente feedback se esconde una banda que parece demasiado desinteresada para tocar y demasiado deprimida para moverse.

¿Que quedaría si quitáramos ese sonido a Taste of Cindy? Un bajo a lo Joy Division, una melodía vocal pegadiza cantada con desgana y aburrimiento y un ritmo de batería que no introduce ni la más mínima variación. ¿Y a Never Understand? Tres cuartos de lo mismo. Parece que el truco de “Psychocandy” es siempre igual, pero incluso dentro de él se permiten jugar un poco con la fórmula para dar algo de variedad al disco. Y es que quince temas de puro Noise Pop acaban por fatigar a cualquiera. Ahí están Inside Me, con su batería cargada de eco (aunque sigue sin variar el ritmo); Cut Dead, con un acompañamiento más velvetiano que nunca y un tarareo muy tierno; o In A Hole, que, en contraste a la tranquilidad desprovista de distorsión de la anterior canción, lleva el feedback al máximo y parece estar a punto de reventar en cualquier momento con un cierto estilo Punk.

El sonido de este disco no es para todo el mundo. Es muy fácil acabar odiándolo, y es muy fácil acabar amándolo. Especialmente si te consideras un modernete y tienes que hablar de cómo The Jesus And Mary Chain abanderaron una revolución Indie que llega hasta nuestros días. Yo no me considero nada más que un melómano y lo veo como un gran disco, pero entiendo que haya gente que no pueda con él y a mí mismo me viene el bajón con la cantidad de pésimas bandas que han sido influenciadas directa o indirectamente por su sonido. Imágenes que desaparecen cuando escucho el adorable Just Like Honey

Tracklist

  1. “Just Like Honey” (3:03)
  2. “The Living End” (2:16)
  3. “Taste the Floor” (2:56)
  4. “The Hardest Walk” (2:40)
  5. “Cut Dead” (2:47)
  6. “In a Hole” (3:02)
  7. “Taste of Cindy” (1:42)
  8. “Never Understand” (2:57)
  9. “Inside Me” (3:09)
  10. “Sowing Seeds” (2:50)
  11. “My Little Underground” (2:31)
  12. “You Trip Me Up” (2:26)
  13. “Something’s Wrong” (4:01)
  14. “It’s So Hard” (2:37)
  15. “Some Candy Talking” (3:19)