La MEJOR portada de Roxy. ¡Qué clase!

Género: Glam Rock / Art Rock
Valoración: Excelente

Cuando se habla del Glam hay siempre una serie de nombres recurrentes: David Bowie, Marc Bolan, Lou Reed y, por supuesto, Brian Eno y Bryan Ferry. Éstos dos bribones (por decir una palabra que empezara por “bri”) formaron la banda, como tal, más influyente del género. David Bowie era David Bowie, Bolan era Bolan (en T. Rex, sí, pero bueno), pero Brian Eno y Bryan Ferry eran Roxy Music. Y Roxy Music fue la gran innovadora del Glam. Sonido decadente, texturas ingeniosas, teatralidad, instrumentación variada, estructuras atípicas… todo lo que se puede esperar de cinco estudiantes de arte un poco excéntricos.

No obstante, éste sería el último álbum en el que tocaría Brian Eno. Las discusiones entre él y Ferry sobre el rumbo musical del grupo acabaron en cisma más rápido que las de Lennon y McCartney, pero lo cierto es que su influencia ya se hacía notar cada vez menos. The Bogus Man es el tema en que su toque se hace más patente con esos sonidos paranoicos que reelaboraría en su carrera en solitario. Sin embargo, el toque decadente de Ferry está en todos lados, desde esa imponente oda a una muñeca hinchable (In Every Dream Home a Heartache) hasta la sentimental balada de Strictly Confidential. A ello contribuye el genial saxofón de MacKay, un instrumento vinculado casi intrínsicamente a círculos elitistas y que cobra ahora una sonoridad especial cuando suena en conjunción a los lamentos de Ferry.

Más allá de Eno, MacKay y Ferry, he de confesar que lo que más me gusta de este disco es el tono quejumbroso de la guitara de Phil Manzanera, capaz de convertir Strictly Confidential en un festival de lágrimas o de animar Beauty Queen con sus increíbles slides. Éste tema es una buena muestra de cómo fusionar una balada con un Rock ‘n’ Roll tradicional sin sonar incoherente, puro Roxy Music. Sin embargo, su papel más destacado se encuentra en In Every Dream Home a Heartache. Tras tres minutos de un Ferry en modo recitativo, su solo le pone final de una manera muy épica. Mención especial para el inspiradísimo órgano que acompaña a Ferry. Sus tintes góticos fueron muy inspiradores para los grupos que apostaron por un sonido más oscuro. No es de extrañar que haya sido interpretada por artistas como Peter Murphy, el rey del tenebrismo.

¿Y qué decir de los temas más moviditos? Do The Strand y Editions Of You rellenan el cupo de forma totalmente sobresaliente. Este último se mueve con energía casi Punk y un piano rítmico delicioso que sirve de base para concatenar los respectivos solos de MacKay, Eno y Manzanera. Casi, casi lo mejor del disco, aunque lo cierto es que es un álbum bastante equilibrado. Bueno, en el fondo ni Grey Lagoons ni For Your Pleasure me parecen estar a la altura de los cinco primeros temas, pero realmente, ¿cuántos temas lo consiguen?

Tracklist

  1. “Do the Strand” (4:04)
  2. “Beauty Queen” (4:41)
  3. “Strictly Confidential” (3:48)
  4. “Editions of You” (3:51)
  5. “In Every Dream Home a Heartache” (5:29)
  6. “The Bogus Man” (9:20)
  7. “Grey Lagoons” (4:13)
  8. “For Your Pleasure” (6:51)