Moving Pictures = Films... get it?

Género: Hard Rock / Rock Progresivo
Valoración: Excelente

Si hay un país anglófono más olvidado que el australiano ése es el neozelandés, pero como no conozco ninguna banda neozelandesa (si quitamos Crowded House, cuyo líder es de ese país) pensaría en el canadiense. En serio, ¿qué clásicos conocemos de Canadá? Neil Young, Leonard Cohen y poca cosa más. Y entre esa poca cosa más está Rush, quizás la banda más conocida de todo el país junto a Arcade Fire, teniendo en cuenta que ni Neil Young ni Leonard Cohen son un grupo precisamente. Empezaron como una imitación de Led Zeppelin, se dejaron llevar por el eco de las corrientes progresivas y acabaron dando con un sonido bastante particular, con tintes de Hard Rock primitivo, y llegaron a los 80 como la banda más en forma de Progresivo. Y encima se coronaron con un discazo en el 81.

La gran ventaja de Rush es que supieron aprovechar las herramientas que los 80 le daban y no fallar en el intento como el 99% de “dinosaurios” del Rock. Esto significa que el álbum está repleto de sintetizadores y artificios de producción de la época que en este caso no arruinaron el producto final, como suele ser de costumbre. Y si consiguen hacer un Progresivo lleno de ganchos la cosa mejora mucho más. No hay mejor ejemplo que el primer tema: uno de los mayores hits de Rush de todos los tiempos, sin duda, que golpea de lleno con un sintetizador que parece sacado de Mr. Roboto, pero… ¿veis lo que decía? Ese riff que acompaña al “And what you say about his company/ is what you say about society” es genial, más efectivo que cualquier pretenciosidad del momento, y algo misterioso. Por cierto, Geddy Lee tiene una voz asombrosa. Al principio la odiaba. Me parecía estridente y que deliberadamente buscaba impresionar en cada nota. Ahora sigue dándome una sensación similar, pero es que realmente es impresionante (“the river!!!!!”).

Rush, como buenda banda de Rock Progresivo que es, se pierde en letras, por así decirlo, “exóticas”. En “2112” exploraron a fondo la ciencia ficción, leitmotiv eterno de la banda canadiense, y aquí diversifican un poco más su temática. Particularmente me encantan las “fotografías” de The Camera Eye, aunque sea, para mí, lo más cansino del disco (con una introducción muy buena, eso sí). Un equilibrio de ambos lados lo encontramos en Limelight, una crítica descarnada al mundo de los escenarios y también uno de los mejores estribillos del disco (“living in the limelight/ for those who wish to seem…”). Neil Peart, el que es letrista del grupo, también le da a la batería con un nivel de técnica tan alto como siempre. Su trabajo en la instrumental YYZ es fascinante (en general toda esa canción es fascinante). Claro que no es de extrañar siendo éste uno de los “power trios” más conocidos de Prog junto a ELP.

Sin embargo, mi favorito se encuentra en Vital Signs (bueno, disputándose el puesto con Tom Sawyer). Esa mezcla de riffs de Reggae y sonidos electrónicos está hecha con muchísimo gusto. El resultado es, cuanto menos, enigmático como las letras. Ese “everybody’s go to deviate from the norm!” del final puede ser la vez que Lee suena más majestuoso de toda su carrera. Sí, estoy realizando una afirmación muy categórica, pero merece la pena comprobar si estoy en lo cierto o no. Igual que todo el disco. Pierde fuerza en la segunda mitad, pero… ¿si buscas Rock Progresivo en los 80 hacia dónde mirarías en su lugar?

Tracklist

  1. “Tom Sawyer” (4:31)
  2. “Red Barchetta” (6:10)
  3. “YYZ” (4:23)
  4. “Limelight” (4:20)
  5. “The Camera Eye” (10:59)
  6. “The Witch Hunt” (4:46)
  7. “Vital Signs” (4:47)