Esa silla eléctrica es casi lo más eléctrico de todo el álbum

Género: Art Rock / Pop
Valoración: Excelente

Infravalorado. O más bien, no tan valorado como “A New World Record” o “Eldorado”, y me parece un poco injusto. Jeff Lynne, alma máter de Electric Light Orchestra, es un maestro mezclando orquestación con Pop y Rock. ¿Que Evil Woman es el tema más comercial que había escrito hasta el momento? De acuerdo. ¿Que es un temazo? También. Ojalá la comercialidad y la calidad se den la mano así de bien siempre. Pero como yo sé que eso no es así, no me queda otra que quitarme el sombrero ante la creatividad de Lynne. El resto del disco es, en general, un “Eldorado” 2, lo cual, para los que no lo sepan, es bueno. Muy bueno.

De hecho, comienza mejor que el disco anterior. Fire On High empieza como un collage de sonidos psicodélicos, mensajes al revés y una melodía que no parece ir a ninguna parte… hasta que llega el riff acústico que tanto me gusta y que tan épico suena. Fire On High demuestra que si Lynne hubiera querido, ELO habría sonado diez veces más grandilocuente que la mayoría de bandas de Progresivo sin necesidad de trucos de estudio. Estudio, por cierto, que cambiaron para este disco: Musicland Studios de Munich, donde se grabaron álbumes míticos como “The Game” de Queen o “The Idiot” de Iggy Pop y fundado por el mismísimo Giorgio Moroder. ¿Cómo no iban a sonar comerciales si Giorgio Moroder era el dueño del estudio? Strange Magic y la ya mencionada Evil Woman son muy pegadizos en el sentido en que están hechos, pensados y calculados para ser pegadizos. Esos “Got-a STRAAAAANGE MAAAAAGIC” y “EE-EEEVIL WOMAN” tienen el mismo efecto: que a la segunda vez que suenen esos estribillos los cantes inconscientemente, imitando incluso los falsetes de Lynne, pero están llenos de detalles que enriquecen el sonido de una forma muy característica y que a pocas bandas se les habría ocurrido. Como nota personal, mi momento favorito es la tercera vez que entra el estribillo en Evil Woman con esas notas descendentes de violín…

Por supuesto hay mucho más que estos dos temas en el álbum. Mucho, mucho más, como las entonaciones dylanescas de Down Home Town, la melancólica balada de One Summer Dream (aunque líneas como “bird on wing goes floating by/ but there’s a teardrop in his eye” sean un poco forzadas) o las melodías chinescas de Waterfall que embellecen la estructura Piano Rock a lo Elton John (otro que grabó ahí en Musicland) de la canción. Y para quienes dicen que todos las canciones de ELO tienen el mismo tempo y los mismos artificios, ahí está Poker, un tema rápido, agresivo y furioso con una línea de teclado genial y un riff de guitarra con un ligero toque de phaser que dan un aire futurista a la canción. Y todavía me falta Night Rider, uno de las mejores canciones del disco. Sí, es OTRA balada más… hasta que llega ese estribillo a ritmo de Western tan apropiado para sus letras.

En conjunto, “Face The Music” no sigue una unidad temática como los álbumes mencionados entre los que apareció este disco y haber salido entre ambos gigantes hace que en retrospectiva se esté olvidando cada vez más el disco de la ya olvidada de por sí Electric Light Orchestra, pero si queréis una buena sorpresa navideña, haceos con este disco. Si vuestro grupo favorito es The Moody Blues, cosa que dudo, os encantará. Si simplemente os gusta ese grupo, también os gustará. Y si no, también es probable que apreciéis la música de Lynne, porque los Moodies siempre estuvieron muy anclados en los 60…

Tracklist

  1. “Fire On High” (5:30)
  2. “Waterfall” (4:27)
  3. “Evil Woman” (4:19)
  4. “Night Rider” (4:23)
  5. “Poker” (3:31)
  6. “Strange Magic” (4:29)
  7. “Down Home Town” (3:54)
  8. “One Summer Dream” (5:47)