Me encanta la iluminación. ¿A vosotros no?

 

Género: Post Punk
Valoración: Obra Maestra

De todas las bandas de Post Punk que salieron Echo & The Bunnymen es mi favorita. No son los más virtuosos (a Television le corresponde el honor), ni los más oscuros (Siouxsie & The Banshees tiene la fama), ni los más influyentes (no hace falta ni que diga quién va aquí1) ni los más rápidos2: su primer disco llegó cuando Television se había separado, Siouxsie se había pasado al rollo gótico y Ian Curtis había muerto. Pero, ¿sabéis lo bueno que tuvieron? Que fueron capaces de construirse un estilo propio adoptando un punto medio entre todos los extremos y sacaron uno de los mejores debuts de la escena. ¿Por qué? Pues porque en el punto medio está la virtud.

Quizás no fueron los más virtuosos, pero sabían sacarle provecho a sus instrumentos como pocos. No veo a Joy Division haciendo cosas como el acelerado riff de bajo Crocodiles, la guitarra en el interludio instrumental de Do It Clean o las variaciones del ritmo de batería en Going Up, por mucho que me guste Joy Division. De Echo3, Will Sergeant es un tipo bastante habilidoso. A lo largo del tema que da título al álbum, Crocodiles, no se está quieto ni un solo minuto dando rienda suelta a su imaginación con la guitarra sin seguir una estructura concreta. Sólo le guía el puro impulso animal que, dicho sea de paso, parece ser la idea temática de “Crocodiles”: muchas letras hacen referencia al lado salvaje, primitivo y animalesco de las personas. ¿Estamos ante un álbum conceptual? Quizás no en el sentido tradicional, pero es obvio que se pueden extraer ciertas ideas generales que hacen que los temas de “Crocodiles” sólo puedan pertenecer a “Crocodiles”.

Villiers Terrace demuestra que no habrían tenido problemas a la hora de competir con The Cure o Siouxsie. Aquí la guitarra y el piano crean una atmósfera muy particular y apropiada para las letras (“I’ve been up to villiers terrace/ I’ve been in a daze for days/ people rolling ‘round on your carpet/ biting wool and pulling string”… ¿no llega a ser algo cómico?), aunque generalmente el encargado de poner el ambiente de misterio y tenebrosidad es el bajo de Les Pattinson (All That Jazz, Monkeys, Pride…). Además, jamás se hacen cargantes. Ya en el año 80 había varios discos en el mercado como para cortarse las venas (la invención del CD, poco después, fue para que pudieras hacerlo con el mismo disco) pero no éste. Es normal. Ellos, como yo, se veían atraídos por la oscuridad y la música siniestra, pero no eran un grupo deprimido proto-Emo per se. La prueba está en que pasaron a hacer temas como Lips Like Sugar sin caérseles los anillos ni sonar antinaturales. No hace falta irse tampoco muy lejos. En el mismo” Crocodiles” está Rescue, un tema bastante Pop que adelantaría todo lo que vendría después. Seguro que Ian McCulloch es un tipo bastante ‘salao’ a pesar de llevar gafas de sol hasta para ducharse.

Y bueno, fueron influyentes. O por lo menos son influyentes en mi vida. Cuando escuché por primera vez la introducción pasada por phaser del primer tema (Going Up), supe que se iban a convertir en uno de mis grupos favoritos. Y no me equivoqué.

PD: Y se supone que debería haberlos vistos ayer por la noche en Valladolid y cancelaron el puto festival. NO JODER NOOOO.

Tracklist

  1. “Going Up” (4:02)
  2. “Do It Clean” (2:49)
  3. “Stars are Stars” (2:49)
  4. “Pride” (2:41)
  5. “Monkeys” (2:49)
  6. “Crocodiles” (2:41)
  7. “Rescue” (4:30)
  8. “Villiers Terrace” (2:47)
  9. “Read It In Books” (2:34)
  10. “Pictures On My Wall” (2:55)
  11. “All That Jazz” (2:48)
  12. “Happy Death Men” (5:00)

1Joy Division.
2Miedo me da determinar quién sacó el primer disco que pueda llamarse Post-Punk.
3Perdonadme el chiste, ¡perdonádmelo!