¡Es Joe Dalessandro!

 

Género: Rock Alternativo
Valoración: Excelente

Tengo una pequeña teoría sobre The Smiths, aunque más que teoría podría llamarse apreciación personal, ya que “teoría” es una palabra que se me puede quedar muy grande. Creo que lo que querían recrear con su música era la sensibilidad griega clásica llevada al mundo de la música moderna. Esto, que parece un disparate, viene motivado por el propio Morrisey. Bueno, no hace falta saber mucho de él para conocer su imagen, sus letras cargadas de temás tabúes, su forma de cantar, su ambigüedad sexual…

¿Qué es esa etérea melodía vocal de Pretty Girls Make Graves sino una evocación al Egeo? No puedo más que imaginarme estatuas de Apolo, perfectamente proporcionadas y perfectamente bellas, mientras escucho el lamento de Morrisey por sus relaciones con las mujeres “she wants it now/ she will not wait/ but she’s too rough /and I’m too delicate”. La concepción del amor en Morrisey es mucho más cercana a la virtuosidad platónica que a la banalidad contemporánea y sólo hay que conocer un poco de su vida para ver que, al menos aparentemente, coincide con lo expuesto.

Por oposición, Morrisey se siente más agusto dando forma a la historia de This Charming Man, quizás la canción más alegre del álbum, en la que un chico de pueblo es seducido por un señor refinado  La cuestión de Morrisey no es la homosexualidad, sino la raíz misma de la sexualidad. La pureza del amor, en definitiva, algo que nadie excepto él había sabido musicalizar. Una nueva muestra de esto está en Hand In Glove1: “Hand in glove/ we can go wherever we please (…)/ and if the people stare/then, the people stare/ I really don’t know/ and I really don’t care”.

Su voz suena deliberadamente como la de un adolescente en pleno crecimiento, a veces de forma exagerada, como en los falsetes de Miserable Lie (“I need a voice”). No es algo de extrañar sabiendo que el modelo de pareja celebrado por Morrisey es el de una relación casi pederasta (y él mismo toma el rol del joven). ¿No es esto una imagen muy clásica? Venga, no hace falta investigar mucho. Y sus gemidos… ¿no pueden ser interpretados como cantos de sirena?

No creáis que me he olvidado de lo estrictamente musical. Lo estrictamente musical en The Smiths sigue siendo COJONUDO, no por el siempre correcto Mike Joyce (baterista), limitado por la estructura Pop de las canciones, ni por las creativas melodías de bajo de Andy Rourke, sino, sobre todo, por ese tono de guitarra de Johnny Marr que toca al espíritu tanto como al cuerpo. Es la mejor pareja de baile que podía tener la delicada voz de Morrisey. En otro destacadísimo del disco (What Difference Does It Make?) Johnny Marr es la absoluta estrella de la canción. ¿Es o no es uno de los riffs más adictivos de todo el disco? Y el éxtasis llega cuando, hacia el final, Marr introduce otra melodía (grabada por encima en estudio) a la vez que Morrisey lanza sus célebres gemidos. Si The Smiths hubiera tenido que depender sólo de sus letras habría competido con Bob Dylan o Leonard Cohen, pero en su lugar jugaron en la liga de The Cure o The Jesus and Mary Chain (salvando las enormes distancias), ¿por qué si no es por su exquisita instrumentalización?

Quizás se me haya ido un poco la pinza y haya perdido totalmente el sentido de The Smiths, pero OTRO análisis convencional más de este disco habría sido aburrido. Hay que abrir nuevas perspectivas y ofrecer cosas nuevas, aunque puedan estar equivocadas. En eso consiste el pensamiento humano, ¿no?

(Me encanta la parodia a Top of the Pops cantando sin micro)

Tracklist

1. «Reel Around the Fountain» 5:57
2. «You’ve Got Everything Now» 3:59
3. «Miserable Lie» 4:26
4. «Pretty Girls Make Graves» 3:42
5. «The Hand That Rocks the Cradle» 4:38
6. «This Charming Man» 2:41
7. «Still Ill» 3:19
8. «Hand in Glove» 3:23
9. «What Difference Does It Make?» 3:49
10. «I Don’t Owe You Anything» 4:03
11. «Suffer Little Children» 5:26

1El título ya es capaz de mostrar en tres palabras lo que algunos necesitarían párrafos para explicar (el guante es una metonimia para la mano enguantada de otra persona).